Periodismo independiente para la promoción y defensa de los Derechos Humanos, la Democracia y la Paz
 




Publicado el 19 de febrero de 2014

Contraloría investiga a exgobernador de Norte de Santander


La Contralora General de la República, Sandra Moreli Rico, ordenó investigar a profundidad, presuntas irregularidades cometidas por el gobernador William Villamizar Laguado y su secretario de
Infraestructura, Wilmer Ramiro Carrillo Mendoza.

Al gobierno del exgobernador Villamizar Laguado lo responsabilizan de hacer malos manejos en la entrega del parque del agua de Cúcuta a una Caja de Compensación, con lo que según la denuncia, generó un detrimento patrimonial al departamento.

Otra de las acusaciones graves contra el exgobernador William Villamizar Laguado, quien ha anunciado que proyecta presentar su nombre para repetir gobernación en las elecciones del próximo año, es la relacionada con la venta del hotel Cariongo del municipio de Pamplona, donde el gobierno departamental recibió en parte de pago, varios lotes ubicados en cercanías al río Pamplonita “y se arreglaron las escrituras para aumentar el valor de los mismos” así como el lote de la Licorera.

La Contraloría General de la República investiga además, el apoyo económico por la suma de $500’000.000 al equipo de fútbol profesional Cúcuta Deportivo, (cheque girado al presidente de la institución deportiva), hecho denunciado por el exalcalde de Cúcuta Ramiro Suárez en los medios de comunicación de la capital nortesantandereana.

La investigación en manos de la contralora Sandra Morelli fue enviada a la regional de Norte de Santander en Cúcuta, donde un equipo de 11 investigadores se apersonan de la situación, luego de ser solicitado un Control Fiscal Excepcional Prevalente, aprobado por la Contralora Morelli mediante el Auto 0020 con fecha 11 de febrero del año en curso.

CASOS DE CORRUPCIÓN

Durante la presencia de William Villamizar Laguado, como gobernador de Norte de Santander, acompañado por Wilmer Ramiro Carrillo Mendoza como Secretario de Infraestructura, muchas fueron las denuncias públicas hechas por la comunidad nortesantandereana, por algunos medios de comunicación de Cúcuta y por el PERIÓDICO PORTADA y su portal Web periodicoportada.com, relacionadas con presuntos hechos de corrupción en la contratación de obra pública.

La misma Contraloría departamental a través de una auditoría ejecutada a mediados de mayo del año 2011, encontró la falta de control y planeación en algunos contratos, entre ellos el 2083 de 2009 y el 0820 de 2010. El primero tenía como objeto el “suministro de materiales pétreos para la pavimentación de la red vial secundaria del departamento” y el segundo tenía como finalidad el “suministro e instalación de la capa asfáltica para la red secundaria, subregión suroriental y norte”; ambos contratos a pesar de ser de obra pública, fueron firmados como contratos de suministro, lo que contradice el actual Estatuto de Contratación Oficial (Ley 80 de 1993), por cuanto la instalación de una capa asfáltica no puede considerarse como un “suministro”,  constituyéndose además, en un presunto fraccionamiento de contrato.

Pero el problema para el gobernador Villamizar Laguado y su secretario Carrillo Mendoza, no paró ahí en estos dos contratos: Según la denuncia presentada ante la Contraloría, que también está en poder de la Fiscalía y la Procuraduría general de la Nación, el gobierno de Norte de Santander pactó anticipo con los contratistas “sin establecer siquiera un cronograma de inversión del anticipo” y para complementar los yerros oficiales, en julio de 2010 cuando estaban en ejecución los contratos 2083 de 2009 y 0820 de 2010 contratan una interventoría externa, bajo el Contrato 1113 firmado el 29 de junio de 2010, interventoría que debió estar contratada al momento de iniciar las obras. Según la denuncia, “se contrató una interventoría externa en unos contratos de suministro, ignorando la figura del supervisor y utilizando una figura propia (interventor) del contrato de obra pública” por lo que, al parecer, se pretendió hacer una obra pública a través de dos contratos de suministro, para lo que contrataron una interventoría externa.

Y hay más: Los dos contratos en mención (2083 de 2009 y 0820 de 2010), en lo que tiene que ver con la vía La Sanjuana-Bucarasica, “se cobraron pero no se ejecutaron” por cuanto hoy (cuatro años después) “esa vía está sin pavimentar”. Son 16 kilómetros los que tiene el tramo La Sanjuana-Bucarasica.

En su momento, el resultado de la auditoría adelantada por la Contraloría de Norte de Santander al contrato 2083 de 2009, indicaba que “el contratista entregó 21.450 metros cúbicos de material al municipio de Bucarasica, el cual se encuentra acopiado desde el 17 de febrero de 2010 en un sitio cercano a la vía” y a la fecha como se dice antes, “no hay un centímetro de vía en la cual se haya instalado alguna carpeta asfáltica”.

Aquí cabe preguntar: Si la Contraloría de Norte de Santander, si realizó una auditoría a la Secretaría de Infraestructura del departamento en mayo de 2011, en la que confirmó que el material pétro se encontraba abandonado a la orilla de la carretera que conduce de La Sanjuana a Bucarasica desde el 17 de febrero de 2010, ¿por qué nunca se pronunció? ¿Por qué tiene que interesarse la Contraloría General de la República desde su oficina central para que se aclare estos presuntos hechos de corrupción administrativa?

De acuerdo con las normas legales, cuando de una evaluación o auditoría efectuada se identifica un faltante en dinero o en un bien físico, se debe abrir el correspondiente juicio fiscal lo que tiene como finalidad identificar al autor o responsables del faltante, máxime cuando dicho faltante se produjo por culpa o dolo del funcionario contra quien se adelanta el juicio fiscal para establecer el valor faltante y aplicar las correspondientes sanciones.

En este caso de la carretera Sanjuana-Bucarasica, el faltante, de acuerdo con entendidos en la materia, es por el valor total de los contratos “porque no existió ejecución del objeto contractual”.

Para quienes conocen la situación, la administración del hoy exgobernador William Villamizar Laguado “contaba con el amparo de la Contraloría departamental, toda vez que el exgobernador orquestó su elección en la Asamblea departamental, donde sin ningún recato compró cada uno de los votos requeridos para obtener el manto de la impunidad del que durante su gobierno hizo gala”.    

En un reportaje entregado por el secretario Wilmer Carrillo a un periódico local de Cúcuta, manifestó que “los 16 kilómetros de la vía Sanjuana-Bucarasica, serán intervenidos después de Semana Santa” y a renglón seguido señaló: “Quiero darle parte de tranquilidad a la comunidad de Bucarasica; vamos a intervenir esa vía tan pronto salgamos de cuatro frentes en los que estamos trabajando”. Esta misma respuesta fue entregada por el entonces secretario de Infraestructura de Norte de Santander a un derecho de petición suscrito el 19 de marzo de 2010. Hoy, insiste la denuncia, “no hay un centímetro de esta vía pavimentado y el material pétreo que se abandonó en ella, se perdió”.   

OTRA VEZ EL BANCO DE MAQUINARIA

Esta figura fue implementada por el gobierno del hoy exgobernador William Villamizar Laguado y administrada por su Secretario de Infraestructura Wilmer Ramiro Carrillo Mendoza, de quien “no se tiene buena imagen como persona ni como funcionario”, según lo han dicho dirigentes sociales y cívicos de distintos municipios de Norte de Santander. Lo anterior reafirmado en las investigaciones que Carrillo Mendoza aún afronta ante la Procuraduría General de la Nación, como el expediente radicado bajo el número D-2009-72-192789, la que después de 5 años, solo está en indagación preliminar con un último trámite el 28 de julio de 2011. Esta investigación hacía parte de un paquete de 8 procesos que contra el hoy exsecretario llevaba el Ministerio Público en Norte de Santander y que en forma extraña fueron precluidos o archivados sin que se conozca si existió profundidad en dichas investigaciones.

En una investigación adelantada por el PERIÓDICO PORTADA y su portal periodicoportada.com, se conoció de la existencia de un presunto “Carrusel de la Contratación” donde se registró una gran cantidad de contratos con muy pocos contratistas, contratos que en algunos de los casos no se cumplieron como lo denuncian en el caso de la carretera que desde el corregimiento Sanjuana comunica con el casco urbano municipal de Bucarasica. (Leer investigación AQUÍ)

En las investigaciones que ahora afronta la Contraloría General de la República, salen a relucir los Contratos 1281 de octubre del 28 de octubre de 2008; 1325 del 30 de octubre de 2008; 0894 de 2009 y, 1377 del 4 de septiembre de 2009, todos relacionados con el arrendamiento de maquinaria y volquetas, destinadas al Banco regional de Maquinaria.

El Contrato 1281 de 2008, fue firmado por el secretario Carrillo Mendoza con Nancy Torcoroma Romero Arévalo, donde la contratista se comprometía a “alquilar la maquinaria pesada y equipo para el Banco de Maquinaria para las vías La Sanjuana-Bucarasica, Sardinata-Lourdes, Sardinata-Las Mercedes-Luis Veros, por valor de $200’178.880 (con anticipo de $100’089.440) para ser ejecutados en solo dos meses. (Ver Contrato 1281 de 2008).

Nancy Torcoroma Romero Arévalo, hizo parte del llamado presunto “Carrusel de la Contratación de Maquinaria” a través del denominado “Banco Regional de Maquinaria” con varios contratos, entre ellos el 2178 de 2009 por $501’120.000 y otro por $400’200.000, según la Resolución 578, por cuanto la Secretaría de Infraestructura no publicó el contrato en la página de CECOP.

Un segundo contrato denunciado en esta investigación, el Contrato 1325 del 30 de octubre de 2008 firmado por el exsecretario de Infraestructura de Norte de Santander, fue beneficiario Aurelio del Carmen García quien se comprometió a “entregar un vehículo particular de servicio público para el banco de Maquinaria para la vía Sanjuana-Bucarasica, Sardinata-Las Mercedes-Luis Veros”, por valor de $8’000.000 para trabajar durante 2 meses. (Ver Contrato 1325 de 2010).

El mismo contratista, Aurelio del Carmen García, tuvo un contrato similar para el mismo vehículo, esta vez por $20’000.000para el servicio del Banco Regional de Maquinaria para las vías: La Sanjuana-Bucarasica: Sardinata-Las Mercedes-Luis Veros”, para 5 meses der servicio. (Ver_contrato_sin_numero).  

Otro, Contrato el 0894 de 2009, fue firmado por Wilmer Carrillo con José Luis Reyes Villarreal, en representación de la entidad REINGENIERÍAS LTDA, para “el alquiler de maquinaria y equipo para la vía La Sanjuana-Bucarasica” por valor de $66’700.000, con un anticipo de $33’350.000, para un periodo de solo 45 días (mes y medio). (Ver Contrato 0894 de 2009).

Al mismo José Luis Reyes Villarreal, pero a como representante legal del CONSORCIO VIAL BUCARASICA (integrado por REINGENIERÍAS LTDA y Nancy Torcoroma Romero Arévalo) le adjudicaron el Contrato 1377 del 4 de septiembre de 2009, con objeto de “entregar maquinaria y equipo para la implementación, puesta en marcha y funcionamiento del Banco Regional de Maquinaria para la vía Sanjuana-Bucarasica”, por valor de $236’640.000 con anticipo de $118’320.000, en un plazo de 3 meses. (Ver Contrato 1377 de 2009).

José Luis Reyes Villarreal es otro de los integrantes del supuesto “Cartel de la Contratación de Maquinaria”, que recibió entre otros, el contrato 1921 del 20 de noviembre de 2009 como representante legal del Consorcio Bucarasica, por $501’120.000 con plazo de 6 meses.

Como se puede observar, tres de los cuatro contratos aquí señalados, fueron entregados a solo dos personas (José Luis Reyes Villarreal y Nancy Torcoroma Romero Arévalo) por valor de $503’518.880, todos para el mismo sector de obra: Sanjuana-Bucarasica.

A lo largo de los cuatro años de mandato del gobernador William Villiamizar Laguado y su Secretario de Infraestructura, Wilmer Ramiro Carrillo Mendoza, hoy canddiato a la Cámara por el Partido de la U, se conformaron ocho (8) Bancos de Maquinaria en distintos municipios, con lo que el departamento erogó una suma multimillonaria, que nada millonaria, que nada aportò al desarrollo vial de Norte de Santander. (Informe sobre Bancos de Maquinaria).

NOTIFICADO EXGOBERNADOR

De todas estas presuntas irregularidades, el exgobernador William Villamizar Laguado ya fue notificado del Control Excepcional ordenado por la Contralora General de la República Sandra Morelli Rico, por las que tendrá que responder.

La solicitud de investigación que hoy adelanta la Contraloría General de la República, también fue enviada a la Procuraduría y Fiscalía General de la Nación, entidades que hasta el momento no se han pronunciado.

ANTECEDENTES DEL EXGOBERNADOR

En diciembre de 2011, la Contraloría General de la República decidió la suspensión del hoy exgobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado, por el presunto manejo irregular de recursos del Fondo Nacional de Calamidades para proyectos viales contratados para mitigar los estragos causados por la ola invernal. Fueron dos procesos de responsabilidad fiscal por los que se tomó la decisión. 

El proceso tiene que ver por una presunta malversación de más de $1.000’000.000 entregados por  la Presidencia de la República a través del Fondo de Calamidades para mitigar el impacto del invierno en Norte de Santander.

El primer caso, según conoció el portal periodicoportada.com,  tiene relación con la ejecución del proyecto “Reconstrucción de acceso y protección de estructura del puente Puerto León” por un valor de $1.567’995.000 del Fondo Nacional de Calamidades.

Así mismo, el ente fiscalizador informó que la gobernación de Norte de Santander celebró un Convenio de Asociación con ASOCARBÓN que no corresponde con los acuerdos que se suscriben por Convenios de Asociación, además de no tener certeza de la idoneidad del contratista en este tipo de obras. Sumado a esto, la gobernación no aportó los documentos solicitados por dicho contrato, lo que dificultó el ejercicio fiscal de esos recursos. “No suministraron la información que se les solicitó y hay irregularidades serias en el convenio”, afirmó la Contralora Sandra Morelli Rico.

El segundo caso en el que está vinculado William Villamizar Laguado tiene relación con la ejecución de los proyectos denominados “Rehabilitación de la vía Malpaso, Cáchira-El Diamante” y “Mantenimiento y mejoramiento por emergencia vial de la ola invernal en la vía Primavera-Cáchira”, los que también fueron financiados con recursos del Fondo Nacional de Calamidades. Según la Contraloría, el objeto de este contrato carece de fundamento y es “extemporáneo e innecesario”, puesto que la vía ya había sido rehabilitada al parecer con ocasión de otro contrato de obra.

Al atender la cuantía de recursos destinados al mayor contrato de obra, la Contraloría evidenciaba una presunta doble contratación y como en el caso del puente Puerto León, la gobernación en cabeza del ordenador del gasto, tampoco entregó la información completa.

Por su parte, William Villamizar Laguado mantiene en su contra cinco (5) investigaciones administrativas por distintas presuntas irregularidades. (Ver procesos contra William_Villamizar_Laguado_Procuraduría).


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.