Periodismo independiente para la promoción y defensa de los DDHH, la Democracia y la Paz

 

 

NOS LEEN EN 51 IDIOMAS

 
Publicado el 27 de octubre de 2015

"Ernesto Báez" acusa a alcalde por crimen de un locutor

El homicidio fue fraguado en Bogotá con paramilitares para "achacárselo" al entonces alcalde de Barrancabermeja, Julio César Ardila Torres, quien paga una condena injusta.
"Báez" Relata apoyo paramilitar a alcaldes de Santander.


Un nuevo giro podría dar la investigación sobre el asesinato del locutor José Emeterio Rivas Rivas, luego que el exjefe paramilitar Iván Roberto Duque Gaviria, alias “Ernesto Báez” contara en explosivas declaraciones, lo que sabe en una declaración juramentada ante un Fiscal Especializado de Medellín.

En el documento, cuya copia está en poder de periodicoportada.com, hace nuevas revelaciones sobre el crimen ocurrido en la noche del 6 de abril de 2003 en el corregimiento Meseta de San Rafael, donde además fueron asesinadas otras seis personas entre hombres y mujeres que acompañaban a Rivas Rivas. También habla sobre la relación que tenía con los distintos alcaldes en las principales ciudades del departamento de Santander.


Rodolfo Usea, alias "Julio Castaño"

ALCALDE COMPROMETIDO

Alias "Ernesto Báez" indicó a la Fiscalía Sexta Especializada de la Dirección Nacional de Fiscalía Especializada contra el Terrorismo en las instalaciones de la cárcel de Itagüí (Antioquia), que el crimen del locutor se fraguó en una reunión realizada en Bogotá "a fínales de 2002 o comienzos de 2003… … en la que participaron alias ‘Felipe Candado’, el señor Elkin Bueno y el señor Rodolfo Useda; en dicha reunión el tema central fue el periodista Emeterio Rivas y los incisivos ataques de este contra miembros de la clase política de Barranca, incluidos los exalcaldes Julio César Ardila y Elkin Bueno Altahona".

Rodolfo Useda alias "Ronald" o alias "Julio Castaño", era uno de los comandantes del Bloque Central Bolívar destinados al Frente Fidel Castaño con jurisdicción en Barrancabermeja, Bucaramanga y Lebrija.

Señaló alias "Ernesto Báez" que conoce a Elkin Bueno desde "hace cerca de doce años, por intermedio de Rodolfo Useda que era un comandante militar primero de Barranca y después de Bucaramanga".

Indicó el exparamilitar que Bueno "había tenido relaciones con la guerrilla que operó en Barranca" y que lo conoció en San Rafael de Lebrija (Santander) ante intermediación de Rodolfo Useda. "Ernesto Báez" dice que Bueno Altahona "es muy amigo de Useda". Ese encuentro "ocurrió por allá a mediados del año 2002 donde me habló ampliamente de su proyecto político". "…En esa reunión me expresó su total identidad con nosotros, las Autodefensa y su disposición a plegarse a las decisiones que yo, como Jefe del Estamento Político determinara para Barranca".

Incluso va más allá "Ernesto Báez" sobre la identidad entre Elkin Bueno y el grupo paramilitar, al sostener que "sobre su lealtad con las Autodefensas podría dar testimonio el señor Rodolfo Useda con quien tenía una gran amistad".

"Baez" indica que "la reunión fue sumamente cordial, aparte de haber sellado una alianza de respaldo y apoyo recíprocos entre este dirigente político y las Autodefensas representadas por mí".

Más adelante en su declaración, el hoy exjefe guerrillero sostiene que "hubo otras reuniones con este señor Bueno Altahona" como las ocurridas "en la llamada finca La Cinco de San Rafael de Lebrija y otra más en la Mesa de Los Santos… en donde nunca le negué el eventual respaldo de las Autodefensas a su candidatura a la alcaldía", todas coordinadas por el comandante Rodolfo Useda, alias "Ronald" o "Julio".

Para alias "Ernesto Báez", Elkin Bueno es "un hombre inteligente, sagaz, ambicioso y de una personalidad que fácilmente seducía a sus interlocutores; tenía una habilidad enorme en la expresión verbal y no era difícil dejarse convencer del discurso que manejaba".

Recordó "Báez" ante la autoridad judicial, que a Bueno Altahona "muchos de los dirigentes y comandantes de las Autodefensas de Barrancabermeja lo apreciaban e inclinaban sus intereses por la candidatura de Bueno".

CÓMO SE URDIÓ EL CRIMEN
DE EMETERIO RIVAS

Iván Roberto Duque Gaviria, alias "Ernesto Báez", en su relato a la Fiscalía, manifestó "que hacia finales de 2002 o comienzos de 2003, se llevó a cabo una reunión en Bogotá, en la que participaron Alias “Felipe Candado”, el señor Elkin Bueno y el señor Rodolfo Useda".

En dicha reunión, sostiene Duque Gaviria, "el tema central fue el periodista Emeterio Rivas y sus incisivos ataques contra miembros de la clase política de Barranca".

En esa reunión "se acordó atentar contra la vida del periodista Emeterio Rivas", recuerda alias "Ernesto Báez", quien dijo que existía una circunstancia que favorecía el encubrimiento de los verdaderos autores intelectuales de la muerte de Rivas Rivas, la que según el comandante exparamilitar era la siguiente: "Este periodista fue uno de los más grandes censores  de la administración de Elkin Bueno, al que señalaba de corrupto, a su vez que en principio, el mismo periodista presentaba la opción de Julio César Ardila como una alternativa importante para combatir la corrupción".

El relato prosigue cuando alias "Ernesto Báez" cuenta que una vez elegido Julio César Ardila como alcalde "se presentaron desavenencias entre el citado alcalde y el periodista, quien no ahorró epítetos para atacar a su antiguo amigo, es decir el señor Ardila, en un programa de opinión popular de la emisora Calor Estéreo".

Prosigue "Báez", que las fricciones entre el alcalde Ardila y el locutor llegaron a tal extremo que, en un Consejo de Seguridad, Emeterio Rivas expresó que, si algo le ocurría a su integridad física, el responsable era Julio César Ardila. "Este asunto se ventiló en la reunión de Bogotá y fue tenido como una excelente oportunidad para que se atentara contra Emeterio Rivas y se sindicara directamente a Ardila del crimen".

Así quedaron, al lado izquierdo de la transversal Barrancabermeja-Bucaramanga, cerca a la vía de ingreso al corregimiento Meseta de San Rafael, los cuerpos del locutor José Emeterio Rivas Rivas y un estudiante del Instituto Universitario de la Paz.


¿INVESTIGACIÓN
A MITAD DE CAMINO?

Sentencia Iván Roberto Duque Gaviria, alias "Ernesto Báez", que la verdadera historia sobre la muerte de Emeterio Rivas "está a mitad de camino en los estrados judiciales" y hace relación a declaraciones por él entregadas ante varios fiscales de Bucaramanga, entre ellas la Fiscal Dos Especializada a quien, cuando iba a proferir medida de aseguramiento contra Elkin David Bueno Altahona, "le quitaron el proceso e Ipso Facto, supuestamente por orden superior".

Mientras surge esta nueva versión sobre el verdadero responsable de la muerte del locutor José Emeterio Rivas Rivas, donde acusan de manera frontal al hoy alcalde de Barrancabermeja Elkin David Bueno Altahona, un exalcalde de la ciudad, Julio César Ardila Torres quien está condenado a 28 años de prisión, continúa privado de su libertad en la cárcel Modelo de Bucaramanga por un crimen no cometió y pese a todas las evidencias mostradas a lo largo de un proceso que al parecer ha sido manipulado desde el mismo momento en que se presentó el falso testigo Rayner Enrique Brokate Rivero, ante la Defensoría del Pueblo de Barrancabermeja.  

LA CAMPAÑA 2003

El domingo 22 de julio de 2012, el periódico Vanguardia Liberal de Bucaramanga publicó un extenso reportaje con Iván Roberto Duque Gaviria, alias "Ernesto Báez", que fue muy comentado en los círculos de Santander por la vinculación que en ese momento hacía "Báez" de varios dirigentes de la política regional, la vinculación paramilitar a los gobiernos de turno, las prestaciones y contraprestaciones que esa organización delincuencial entregaba y recibía a través de negociaciones directas que el propio “Báez” hacía.

A una pregunta del periódico sobre las negociaciones que adelantó en Barrancabermeja con candidatos y alcaldes del municipio, “Ernesto Báez” dijo:

"Le doy un ejemplo: después de la alcaldía de Julio César Ardila y el Concejo de esa época, vinieron las campañas. En Barranca estaba claro que los candidatos con mayor opción eran Cote, Elkin Bueno y un poco más lejanos Flórez y Leonel Uribe. A ninguno de estos aspirantes le era extraño que la victoria electoral dependía del apoyo económico, político y social de las Autodefensas. Hubo concretamente dos candidatos políticos en Barranca en pos de este apoyo. Ambos amigos y aliados incondicionales, los cuales recibieron subsidios a manos llenas para sus campañas. Esos subsidios a manos llenas se daban en propaganda electoral, camisetas, refrigerios, combustibles, préstamo de vehículos, dinero en efectivo, trabajo político en las comunas. Nosotros teníamos comisarios políticos en cada una de las comunas. Todo esto fue en beneficio de dos candidatos".

¿Quiénes?

Dos candidatos. Nosotros ganábamos por partida doble. Como dice el adagio popular, con cara gano y con sello también. Le ruego que no me pida más detalles, porque esto es motivo de mis próximas versiones que se llevarán a cabo en la Fiscalía”. (Leer texto completo Vanguardia Liberal).

GOZABA DEL APOYO DE LAS AUC

Tres años después, periodicoportada.com, haciéndole seguimiento a la información establece cuáles eran los contactos, las negociaciones, las ganancias que obtenían los paramilitares después de haber ayudado al candidato convertido en alcalde.

Ante un Fiscal Especializado de Medellín, "Ernesto Báez" hizo un recuento de su recorrido por las campañas políticas que pugnaban por la alcaldía de Barrancabermeja; indicó que "llegado el momento de la campaña electoral se presentaron como candidatos a la alcaldía de Barrancabermeja (periodo 2004-2007) los señores Edgard Cote Lemus (sic) -Edgard Cote Gravino-, Elkin Bueno Altahona, Leonel Uribe y si mal no recuerdo, un señor de apellido Flórez (Pedro) del partido Liberal; excepto este último los tres primeros eran personas públicamente cercanas a las Autodefensas” y explica que “para mí fue un dilema muy complejo tomar una decisión entre los dos candidatos más opcionados, que lo eran Cote y Bueno. Ambos gozaban de respaldo y apoyo de las Autodefensas de Barrancabermeja. Estaba claro que, si la organización inclinaba a su favor en torno de uno de estos dos candidatos, el ganador de la contienda electoral indudablemente lo sería aquel que recibiría el apoyo de la organización armada ilegal”. En esa ocasión, el ganador de las elecciones fue Edgard Cote Gravino.

LA INHABILIDAD DE ELKIN BUENO

Recordó “Ernesto Báez” que Elkin Bueno Altahona, "resultó seriamente afectado cuando la otra campaña a pocos días de las elecciones, hizo circular un documento en el cual, constaba que Bueno Altahona estaba inhabilitado para ser alcalde de Barrancabermeja", lo que fue cierto, por cuanto un fallo de la Procuraduría no le permitía acceder al cargo en caso de haber ganado las elecciones por hechos irregulares ocurridos en su pasado gobierno entre los años 1998 y 2000.

Para el hoy excomandante paramilitar preso en la cárcel de Itagüí, el apoyo a Bueno Altahona se circunscribió al campo financiero que le brindaba Rodolfo Useda con el aval de “Ernesto Báez" y "es Useda el que tiene que precisar cuánto fue el monto del apoyo que le brindó a Bueno Altahona". 

Destacó y reiteró en varios pasajes de su declaración "Báez" ante el Fiscal, que "entre Bueno Altahona y Rodolfo Useda existía una enorme cercanía y amistad; inclusive estando ya Useda como comandante militar de las Autodefensas en Bucaramanga, se reunían en esta ciudad con mucha frecuencia" y relata que una de esas reuniones "tuvo lugar en el apartamento del exsenador Iván Moreno Rojas, reunión que tuvo como objetivo buscar que el comandante "Julio" o "Ronald" (Rodolfo Useda) colaborara en la recuperación de una tierras ubicadas, tengo entendido en una finca de la costa".

EL LIBERAL “ERNESTO BÁEZ”

Iván Roberto Duque Gaviria, alias "Ernesto Báez", identificado con cédula de ciudadanía 10’241.940, nació el 9 de mayo de 1955 en Aguadas; es abogado de la Universidad de Caldas. Llegó a la política de la mano del partido Liberal. Su primer cargo público fue la alcaldía de La Merced, municipio ubicado al norte del departamento de Caldas y pasó como empleado de las Empresas Públicas de Manizales.

En la década de los años ochenta del siglo pasado, Duque Gaviria llegó a Puerto Boyacá de la mano del congresista Liberal Pablo Emilio Guarín, donde también hizo política partidista; por el partido Liberal fue secretario de Gobierno del departamento de Boyacá. Luego fue ideólogo del denominado partido Movimiento de Renovación Nacional (MORENA) y secretario de la Asociación de Campesinos y Ganaderos del Magdalena Medio (ACDEGAM), desde donde reclamaba en los medios, el derecho de su organización a ejercer dominio político en Colombia. A través de ACDEGAM, con la jefatura del asesinado exalcalde Henry Pérez, se constituyó a finales de los años 80 el grupo de las autodefensas del Magdalena Medio que sembró el terror en Puerto Boyacá, Puerto Berrío y el sur del departamento de Santander.

Se identificaba como el comandante político del Bloque Central Bolívar (BCB) de los paramilitares, que hacía presencia en un vasto sector del país a través de sus Frentes. Entre esos sectores se encontraban los municipios del río Magdalena desde Puerto Boyacá y Puerto Berrío hasta cerca de Magangué (Bolívar) y varios municipios interiores del departamento de Santander. No sólo fue protagonista de la toma de Barrancabermeja, entre el 2000 y 2002 a punta de asesinatos y desapariciones, sino que en 2001 provocó la súbita dimisión de Carlos Castaño como jefe del paramilitarismo.

(Leer también: Paramilitares 'salpican' a la dirigencia política, induistriales y comerciantes de Santander)

alias "Ernesto Báez" se desmovilizó en diciembre de 2005. Después llegó el proceso de paz con el gobierno Uribe, donde se convirtió en uno de los voceros fundamentales de las autodefensas. De sus épocas en Santander se derivaron las delaciones que pusieron tras las rejas a los excongresistas Luis Alberto Gil, Alfonso Riaño y Óscar Josué Reyes.

El 7 de abril de 2011, un juez condenó a 36 años y tres meses de prisión a Iván Roberto Duque Gaviria, alias "Ernesto Báez", por su responsabilidad en el homicidio del presidente del Sindicato de Trabajadores de Yondó (Antioquia), Jairo Antonio Chimá Paternina, perpetrado el 21 de diciembre de 2001, en zona rural de ese municipio del nordeste antioqueño.

Luego, el 27 de febrero de 2013, el Tribunal Superior de Cartagena condenó a "Báez" a 25 años de prisión por el asesinato de la abogada Alma Rosa Jaramillo. El cuerpo de la jurista fue encontrado mutilado en el municipio de Morales, sur de Bolívar. Para la justicia Báez incurrió en los delitos de homicidio simple en concurso con concierto para delinquir agravado.

En mayo de este año Iván Roberto Duque, alias "Ernesto Báez", solicitó a un Tribunal de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá la libertad. Hizo la petición al considerar que había colaborado con la justicia transicional, porque reconoció su responsabilidad en cerca de 1.800 hechos delictivos, ayudó con sus testimonios en diversos procesos a reconstruir la verdad y entregó cerca de $100’000.000 para reparar a las víctimas.

Sin embargo, la petición de libertad no ha sido resuelta mientras se investiga si "Báez" habría cometido delitos después de desmovilizarse, entre ellos falso testimonio, cohecho propio y fraude procesal.

Hoy, 26 años después de su presencia política en Caldas y Boyacá, Duque quien se hace llamar "Ernesto Báez de la Serna", sigue preso en la cárcel de Itagüí.

LEA TAMBIÉN:

La justicia en Colombia acepta falsos testigos

Los Pactos de 'San Rafael' y 'Puerto Berrío' entre políticos y paramilitares

SEGUIMIENTO DEL PERIÓDICO PORTADA

Este ha sido hasta el momento el único medio en Colombia que se ha dedicado a hacerle seguimiento al crimen de José Emeterio Rivas Rivas, ocurrida entre la noche del 6 y la madrugada del 7 de abril de 2003, luego que partiera desde Barrancabermeja por la transversal hacia Bucaramanga, rumbo a su muerte.

Por el asesinato de Rivas Rivas, tres fruncionarios de la alcaldía de Barrancabermeja fueron condenados por la justicia colombiana, luego de un supuesto montaje, que de acuerdo con algunos investigadores privados, "se inició por el enfrentamiento que el entonces alcalde del puerto petrolero, Julio César Ardila Torres tuvo con la totalidad del Concejo de la época".

Incluso dicen los investigadores, el supuesto complot había iniciado en la propia Barrancabermeja con la contratación de un falso testigo llamado Rainer Enrique Brokate Riveros, quien se presentó ante la Defensoría del Pueblo del Magdalena Medio con el argumento de que era un desmovilizado de los grupos paramilitares y sabía quién o quiénes habían pagado para matar a Emeterio Rivas. Al creer en esa veresión, el Defensor del Pueblo de esa época, lo trasladó a Bogotá, donde al parecer, Brokate fue hospedado en una residencia de 'mala muerte' del barrio Santafé.

Días después, el falso testigo apareció en una residencia cercana a la sede de la Fiscalía en Bucaramanga, incluso aseguran los investigadores privados, que desde ese Ente investigador se agilizaron los trámites para inculpar a quienes al final resultaron "condenados por un crimen que no cometieron".

Para las investigaciones externas a la que adelantaba la justicia ordinaria, "el único supuesto testigo en contra de los exfuncionarios incurría en múltiples contradicciones: La señora madre de Brokate aseguró bajo la gravedad del juramento que su hijo tenía una enfermedad mental medicamente comprobada, no era paramilitar, residía en su casa arreglando bicicletas, y que el funcionario del CTI le manifestó que él le iba a indicar a su hijo qué y cómo declarar". 

Incluso, los vecinos del falso testigo, certificaron que residía en el barrio y que no era paramilitar; además, el Comité Operativo para la Dejación de Armas del Ministerio del interior -CODA- certificó que Rainer Enrique Brokate Riveros, no es desmovilizado.

Los paramilitares desmovilizados Pablo Emilio Quintero Dodino alias "Bedoya" comandante en la zona donde ocurrió el asesinato y quien fue el autor material del crimen y Bolman Said Sepúlveda Ríos alias "Óscar", comandante para la época de los hechos de un grupo paramilitar en el nororiente de Barrancabermeja, bajo la gravedad del juramento manifestaron en distintas oportunidades y en forma contundente, que los funcionarios condenados no tuvieron nada que ver en el homicidio del locutor, que nunca conocieron a los condenados y que fue "un hecho cometido exclusivamente por la AUC". A estos testigos de primera mano, la justicia ordinaria decidió no creerles por que según su criterio mentían y donde iban a decir la verdad era en Justicia y Paz por razón de los beneficios que les otorgaba esa Ley.

Luego de años y un largo proceso la Fiscalía de la Unidad de Justicia y Paz después de confesado el hecho por los exparamilitares desmovilizados y, verificado por la propia Unidad de Justicia y Paz la que determinó que los exfuncionarios condenados no participaron en el hecho por lo que solicitó su absolución, lo que no ha sido tenida en cuenta por los organismos que tienen el proceso.

El Periódico Portada impreso junto con su portal periodicoportada.com, han sido los únicos medios de comunicación que han seguido paso a paso el proceso, desde el mismo momento en que se conoció en Barrancabermeja el asesinato del locutor en el año 2003:

EXPECTATIVA

En Barrancabermeja la comunidad está expectante sobre el descenlace de este hecho, cuya condena a tres funcionarios del gobierno local entre el 2001 y 2003, provocó la muerte de uno de ellos (Fabio Pajón) en el patio siete de la cárcel Modelo de Bucaramanga.

Un segundo condenado (Abelardo Rueda Tobón) recobró hace poco su libertad, mientras que el alcalde Julio César Ardila Torres permanece en la cárcel, donde purga una larga condena de 28 años impuesta por una juez que no atendió el llamado de súplica de los inculpados para que llamara al falso testigo.

Sin escuchar al falso testigo, Rainer Enrique Brokate Riveros, y sin tener en cuenta las aseveraciaones de los testigos (comandantes paramilitares) que dijeron ante la justicia que los tres inculpados eran inocentes, la jueza procedió a condenar a los tres exfuncionarios de la alcaldía de Barrancabermeja a largas penas de prisión.

"Con las nuevas declaraciones sobre el hecho, entregadas por el excomandante paramilitar, alias "Ernesto Báez" se abre una nueva puerta para que se aplique la justicia en toda su extensión y para que los operadores de justicia que con su comportamiento indujeron a la condena de tres inocentes, se reivindiquen y hasta pidan perdón por todos los males causados a tres familias de personas condenados por un asesinato que no cometieron", dijeron los investigadores privados a periodicoportada.com.